LIBRO DE DERECHO CONSTITUCIONAL DE IGNACIO BURGOA PDF

Mxico, D. Por lo tanto en esta edicin nos referimos a ellas con los comentarios analticos consiguientes para mantener actualizado este libro. Esta impresin intelectual adquiere perfiles ms intensos y agudos frente a la tendencia muy generalizada, pero no por ello menos absurda, no slo de restarle significacin en la vida contempornea, sino de considerarlo innecesario por haber sido superado, segn sus detractores, por la tecnologa y las ciencias naturales que han alcanzado un imponente grado de desarrollo. Se suele afirmar por los ignorantes, despechados o malvolos que tal conjetura formulan sobre el Derecho, que ste es obsoleto en la actualidad, que se ha vuelto inoperante y que en muchas ocasiones detiene el progreso tecnicocientfico que propicia la marcha de la sociedad hacia su perfeccionamiento mediante el fenmeno que comnmente se califica como cambio de estructuras.

Author:Gardahn Vocage
Country:Djibouti
Language:English (Spanish)
Genre:Medical
Published (Last):17 February 2004
Pages:274
PDF File Size:1.56 Mb
ePub File Size:20.47 Mb
ISBN:638-2-11185-683-7
Downloads:9606
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Maran



Mxico, D. Por lo tanto en esta edicin nos referimos a ellas con los comentarios analticos consiguientes para mantener actualizado este libro. Esta impresin intelectual adquiere perfiles ms intensos y agudos frente a la tendencia muy generalizada, pero no por ello menos absurda, no slo de restarle significacin en la vida contempornea, sino de considerarlo innecesario por haber sido superado, segn sus detractores, por la tecnologa y las ciencias naturales que han alcanzado un imponente grado de desarrollo.

Se suele afirmar por los ignorantes, despechados o malvolos que tal conjetura formulan sobre el Derecho, que ste es obsoleto en la actualidad, que se ha vuelto inoperante y que en muchas ocasiones detiene el progreso tecnicocientfico que propicia la marcha de la sociedad hacia su perfeccionamiento mediante el fenmeno que comnmente se califica como cambio de estructuras.

Estas ideas minimizantes del Derecho, slo explicables por el desconocimiento de su entraa esencial por parte de los culturalmente subdesarrollados o no desarrollados, se proyectan extensivamente contra quienes de diverso modo y a travs de diferentes actividades intelectuales lo investigan, ensean, invocan o aplican.

Se asevera, en efecto, que el jurista ha quedado a la zaga del tcnico y del cientfico en la sociedad contempornea, DERECHO CONSTITUCIONAL MEXICANO que la Ciencia Jurdica no ha evolucionado con la rapidez asombrosa con que los ltimos tiempos ha adelantado la tecnologa, que los economistas, socilogos y politiclogos estn desplazando al abogado de los sectores pblico y privado del Estado moderno, y que las facultades, escuelas e institutos dedicados a la enseanza del Derecho deben desaparecer por implicar un semillero de elementos impeditivos de las transformaciones socioeconmicas que requiere el mundo actual.

Todas estas expresiones, que se conjugan en una actitud burdamente instintiva de aversin a la jurdico y a lo humanstico en general, no se exponen abiertamente, con sinceridad y franqueza, como preludio de un dilogo pblico, sino que se profieren pro grupos o personas que se debaten en los niveles bajos de la subcultura sin atreverse a confrontar y enfrentar sus ideas con quienes cultivan con amor, respeto, entrega intelectual e hidalgua la Ciencia y el Arte del Derecho, cuyos enemigos no blanden la espada de la razn sino el pual artero del cobarde.

Estas apreciaciones no las formulamos como fruto de ningn resentimiento ni su causacin se agota en una especie de pathos juridicus que profesamos, sino que, desafortunadamente, estn corroboradas por lo que hemos observado en diferentes crculos pblicos y privados, universitarios y oficiales, con los que a diario estamos en contacto.

Los grupos y sujetos que en unos y otros se mueven y acttan contra el Derecho y todo lo que ste representa, exhiben con torpe temeridad su ignorancia sobre lo jurdico al opinar sobre un concepto que desconocen, incurriendo en una gravsimo falta contra la sindresis. Saber es recordar, dijo Platn, o sea, que el conocimiento es, en el fondo, reminiscencia como afloracin de lo que se ha aprendido, se retiene y se expone.

Este pensamiento se aplica, a contrario sensu, a los enemigos del Derecho dado su condicin de amnsicos, ya que no pueden saber lo que no han aprendido, ni, por ende, recordar lo que no han retenido por falta de aprendizaje sobre la materia jurdica. As, ignoran que sin el Derecho ninguna sociedad humana es concebible, puesto que es el elemento indispensable que asegura las relaciones individuales y colectivas en que su dinmica variada se manifiesta.

Olvida, si alguna vez lo han sabido, que gracias a la seguridad jurdica que establece y garantiza la Constitucin ellos pueden hablar y actuar con la libertad que el mismo Derecho que denostan les reconoce. Desconocen que es el Derecho moderno y contemporneo el factor que en la vida social convierte al mero individuo en persona, y que, sin l, ningn progreso econmico, ningn avance social, ninguna solucin tcnica o cientfica a la vastsima problemtica del hombre y del ambiente que lo rodea puede ser estable ni imponerse en la dinmica colectiva para lograr los resultados anhelados.

No quieren ver, porque se empecinan en permanecer ciegos, que el Derecho es el instrumento imprescindible para el desarrollo de cualquier programa de accin, proyecto, planeacin y planificacin de carcter tcnico o cientfico que persiga una finalidad social, econmica o cultural de toda ndole. No comprenden que el Derecho ha restaurado a los pueblos su condicin de sociedades humanas y los INTRODUCCION conserva en ella, y que sin l, stas no seran sino simples agregados de individuos cometidos a una insensible y deshumanizada mecnica manipulada por los grandes inventos de la tecnologa y la ciencia positiva.

No entienden que ambas deben estar al servicio del hombre como exponente y realizador de la cultura y que el comn denominador de una y otra es la utilidad, que en la jerarqua axiolgica se subordina a los valores del espritu, como son la justicia, la bondad y la belleza y a las actividades culturales y artsticas para realizarlos.

Se obstinan en no admitir que la tecnologa y la ciencia positiva slo proporcionan al hombre y a las colectividades humanas comodidad y bienestar material, sin ser vehculo para su realizacin espiritual y cultural. No ha querido advertir que los logros cientficos y tcnicos, proyectados al terreno del tosco mercantilismo, han provocado necesidades secundarias y de ulterior grado que el ser humano, insensiblemente, ha convertido en primarias y que, en su incesante lucha por satisfacerlas, se ha alejado de la bsqueda de su felicidad, ha restringido su libertad y sustituido, en su teleologa vital, la anhelada gloria por el efmero xito.

La tecnocracia, sin el sentido que tienen los valores del espritu y sin su subordinacin a ellos, seran una fuerza que arrastrara al hombre y a los pueblos hacia la ms burda de las mecanizaciones y el ms degradante de los materialismos impidiendo la realizacin de sus naturales destinos.

Con toda razn ha dicho Octavio Paz en su estupendo libro El Laberinto de la Soledad que El gobierno de los tcnicos, ideal de la sociedad contempornea, sera as el gobierno de los instrumentos. La funcin sustituira al fin; el medio al creador.

La sociedad marchara con eficacia, pero sin rumbo. Huelga decir, por lo dems, que el concepto de Derecho a que hemos aludido lo empleamos en su implicacin abstracta como conjunto de normas bilaterales, obligatorias y coercitivas que regulan la conducta humana, estructuran a la sociedad y la rigen en sus mltiples y diversas manifestaciones.

As considerado, el Derecho, independientemente de su contenido ideolgico, no puede desaparecer nunca, pues bajo distintas formas y con diferente substrtum siempre ha estado presente en la vida de la humanidad y jams dejar de estarlo. Conforme a esta tesitura, el Derecho no est sujeto al tiempo ni al espacio, puesto que lo que vara, ha variado y debe variar es su diversificada y diversificable materia de normacin. En sta, el Derecho puede recoger la realidad o se refractario a ella, postular principios polticos, econmicos y sociales que sean ndices de superacin o impedimentos de progreso, preconizar el ideal de lo que se pretende ser o manifestarse como reflejo esttico de lo se es, o, en resumen, desempear el papel del instrumento de evolucin o de arma de involucin, retroceso, estancamiento y represin.

Por ello, la luchas sociales y los programas de accin que han tratado de realizar, en diferentes etapas de la historia humana. Las ideologa de distinto tipo que en diversos mbitos del pensamiento se han sustentado y los fines que ha n procurado alcanzar, han tenido como objetivo de impugnacin cruenta o incruenta, no el Derecho en s mismo considerado, sino un Derecho histricamente dado con un contenido cierto y especfico.

A nadie, dentro del terreno de la razn y la sensatez, se le ha ocurrido vivir sin el Derecho, aunque s sin un Derecho injusto, inhumano y contrario al designio permanente de superacin del hombre y de la sociedad, esta clase de Derecho debe ser abolida, pero una vez destruida, debe sustituirse por otra en que se recojan los principios sociales, polticos, econmicos y culturales que le movimiento destructor haya propugnado, siendo imposible que la situacin resultante de sta viva sin orden jurdico, o al menos sin leyes, aunque stas provengan de la voluntad del dictador o autcrata que de la revolucin o de la rebelin haya surgido.

Tales reflexiones, que pretendemos ahondar explicativamente en la presente obra, nos revelan claramente la importancia del Derecho y la trascendencia de la labor del jurista en su investigacin, elaboracin, invocacin y aplicacin. Estas actividades intelectuales tienen como base presupuestal la interpretacin de la facticidad histrica integrada por realidades dismiles y cambiantes que registran hechos individuales y colectivos de diversa ndole y que, a su vez, generan una vasta problemtica socio-econmica, as como el anlisis de los principios, tesis y teoras de diferentes ciencias culturales y filosficas que han pretendido brindar los INTRODUCCION soluciones pertinentes y marcar la ruta del progreso de los pueblos, y es que el Derecho, como forma normativa, llena variablemente su continente con juicios lgicos que traducen esa interpretacin ese anlisis.

De ah que le jurista, que no debe identificarse con el causdico practicn ni con el hbil litigante, sea necesariamente un sujeto de amplios conocimientos sobre lo que en distintos momentos histricos de la humanidad ha constituido la causa final del Derecho, es decir, el conjunto de motivos reales o ideales que han determinado su contenido y.

COME CENERE NEL VENTO KATHLEEN E.WOODIWISS PDF

Derecho Constitucional Burgoa

Preview — Derecho constitucional mexicano by Ignacio Burgoa Orihuela. June Learn how and when to remove this template message. Jorge Hernandez marked it as to-read Jun 26, He wrote articles in diverse Law Reviews and for several newspapers and magazines that dealt with public matters. Open Preview See a Problem? Just constitucoonal moment while we sign you in to your Goodreads account. Mexican academics Mexican lawyers Mexican legal writers National Autonomous University of Mexico alumni births deaths Mexican people of Basque descent.

CATERPILLAR 428F PDF

Derecho Constitucional Mexicano – Ignacio Burgoa Orihuela [ PDF ]

.

Related Articles